Nube Deportiva

GER 4 – 0 POR

Después de dos eliminaciones consecutivas en semifinales, Alemania viajó a Brasil con el objetivo de levantar su cuarta Copa del Mundo. Y, de entrada, dejó bien en claro que tiene material para conseguirlo. En su debut en el Grupo G, el conjunto de Joachim Löw enfrentaba a Portugal en el partido que asomaba como el más peligroso de la zona. Y los teutones lo superaron con una autoridad que asusta: fue un 4-0 inapelable para los germanos, que tuvieron a un Thomas Müller brillante y borraron de la cancha a Cristiano Ronaldo y compañía.

De entrada, quedó claro que el partido se plantearía como estaba previsto: Alemania con la pelota y la iniciativa y Portugal replegado en su campo a la espera a la espera de robar la bola y salir de contragolpe con la velocidad de Ronaldo y Nani en las bandas. En los primeros minutos tuvo su chance CR7 en una salida rápida que encontró una buena atajada de Neuer y pudo abrir el marcador el equipo de Joachim Löw gracias a un error de Rui Patricio en la salida que Sami Khedira no pudo aprovechar.

Sin embargo, el plan de juego se le desarmó demasiado rápido al conjunto de Paulo Bento, porque a los once minutos, Joao Pereira agarró dentro del área a Mario Götze, el árbitro cobró penal y Müller puso el 1-0 desde los doce pasos. Obligado a salir, Portugal empezó a dejar espacios en la mitad de la cancha y eso, contra el equipo con probablemente los mejores mediocampistas del Mundial, se paga muy caro.

Nota completa en: http://bit.ly/1q4YHfB

Algunas fotos del partido, cortesía de Getty y AFP. (Da clic para agrandar)