Nube Deportiva

Con uno menos, Chivas se llevó el clásico nacional

Con un doblete de Omar Bravo, el Rebaño se impuso por 2-1 al América, en el Estadio Azteca.

Chivas supo hacer un partido inteligente y contra todo pronóstico, se metió a la cancha del Estadio Azteca y se impuso por 2-1 al América, pese a jugador todo el segundo tiempo con un hombre menos.

Desde que se escuchó el silbatazo incial, ambos equipos sabían lo que se jugaba y se brindaron al máximo en la cancha. Por un lado, América fue quien tomó la iniciativa, mientras que Chivas se dedicó a esperar y a apostar por la contra con la velocidad del Avión Ramírez e Isaac Brizuela.

A pesar que las Águilas tenían mayor posesión de pelota, fue el Rebaño el equipo que abrió el marcador gracias a un grave error de Osvaldo Martínez, quien intentó regresar el balón a Moisés, pero en el camino se atrevesó Omar Bravo y definió para el 1-0, al 15′.

El partido continuó siendo intenso y con fuertes faltas, sobre todo del América, que jugó muy revolucionado y al filo del reglamento, lo que comenzó a trabar el encuentro, por lo que las jugadas de peligro fueron escasas por algunos momentos.

Chivas comenzó a sentirse más cómodo en la cancha y tomó el control de las acciones, con un Chatón Enríquez robando todos los balones y dandole equilibrio al juego de los tapatíos.

Por su parte, América nunca encontró entendimiento entre Darwin Quintero y Oribe Peralta, quien se toparon con un muro defensivo infranqueable durante casi todo el partido.

Cuando las Águilas comenzaban a crecer, llegó el segundo tanto del Rebaño, gracias a un soberbio centro del Dedos López desde sector derecho, que remató de cabeza Omar Bravo para poner el 2-0 y causar la euforia de la afición rojiblanca, que colmó cerca de la mitad del Estadio Azteca.

Parecía que Chivas se enfilaba a un triunfo sencillo, pero cuando estaba por terminar el primer tiempo,Carlos Salcido cometió un penal de manera absurda y se fue expulsado. Osvaldo Martínez ejecutó de manera correcta el cobro y acercó a su equipo en el marcador.

Para el complemento, ambos técnicos hicieron cambios, en gran medida por la expulsión de Salcido. Ambriz apostó por la velocidad de Arroyo y Almeyda por ajustar el medio campo con la entrada de Israel Castro.

El partido prácticamente se jugó en el lado de Chivas, pues América intentó sacar provecho del hombre de más, abriendo la cancha y desgastando al rival, pero el Rebaño se paró bien en sector defensivo y no permitió más goles, por lo que el marcador final se quedó 2-1 en favor de los tapatíos.