Nube Deportiva

Barcelona 3-1 Villarreal: Sergio Asenjo evita la sentencia

El portero amarillo paró un penalti a Neymar que podría haber supuesto el cuarto para los azulgranas. Foto: opta.

El portero amarillo paró un penalti a Neymar que podría haber supuesto el cuarto para los azulgranas.  Foto: opta.

opta

El Barcelona deja la eliminatoria encarrilada ante el Villarreal aunque no sentenciada, después de ganar 3-1 al Villarreal en un partido intenso y emocionante entre dos de los equipos más en forma actualmente. Neymar falló un penalti que podría haber dejado noqueado al Submarino, pero Asenjo y el tanto de Manu Trigueros le dan alguna opción al conjunto de Marcelino de cara al encuentro de vuelta. Messi volvió a resultar decisivo con un gol y dos asistencias, supliendo la falta de acierto rematador de Luis Suárez, aunque el uruguayo fue clave a la hora de servir al argentino en la jugada del primer gol.

El choque fue un monólogo de los locales en los primeros compases, con largas posesiones y un continuo acoso sobre la portería de Asenjo. El conjunto castellonense no se desesperaba y tenía claro el papel que debía jugar: esperar atrás y armar rápidos contragolpes como principal arma para desestabilizar al rival, máxime cuando hace apenas diez días estuvo a punto de sorprender a los culés en el Camp Nou en liga aplicando la misma receta.

Poco a poco, fueron llegando las ocasiones para el equipo de Luis Enrique, aunque lo hicieron con cuenta gotas debido a la férrea capacidad defensiva que mostraba el Submarino. Messi participó en todas ellas, ya sea rematando o asistiendo, dejandopatente el excepcional momento de forma por el que atraviesa el argentino. Al Villarreal se le complicaba el partido, no solo por el acoso al que estaba siendo sometido. Bruno se lesionó a la media hora de juego y Marcelino tuvo que efectuar su primer cambio antes de lo previsto.

Tras múltiples llegadas, un error de Musacchio provocó la llegada del primer gol del cuadro catalán. Luis Suárez condujo un contragolpe tras robar el balón al defensor visitante y asistió a un Messi que no falló desde la frontal. A pesar de la asistencia, el uruguayo sigue peleado con el gol, sin mucho acierto rematador en las ocasiones que tuvo.

El equipo de Marcelino, que había ganado algo de presencia en ataque en los últimos minutos del primer tiempo, tuvo una gran opción para empatar por mediación de Vietto, pero Ter Stegen realizó una gran parada en la única ocasión en la que ha tenido que intervenir. El inicio del segundo periodo fue de locos. Si el portero del Barça salvó a su equipo instantes antes del descanso, falló clamorosamente al no poder detener un chut de Manu Trigueros, potente, pero centrado y a media altura. Los castellonenses hicieron lo más difícil, pero acto seguido fue el conjunto azulgrana el que se volvió a poner por delante por mediación de Iniesta. Mientras, Dos Santos se tuvo que retirar lesionado en un choque con muy mala suerte para el equipo amarillo en este aspecto del juego.

En el ecuador del segundo tiempo, Piqué puso tierra de por medio en el marcador con un cabezazo a la salida de un corner que ponía de nuevo la tranquilidad en la grada tras el convulso arranque de los segundos cuarenta y cinco minutos. Y lo cierto es que el Barça pudo haber dejado la eliminatoria vista para sentencia, con un penalti cometido por mano de un Musacchio que no tuvo ayer su día. Neymar asumió la responsabilidad en detrimento de Messi – como suele ser habitual – y el brasileño desaprovechó la opción con un lanzamiento tibio bien atajado por Asenjo. Con esa y alguna que otra intervención, el portero del Submarino mantuvo a flote a su equipo, que estaba a puntode besar la lona.

Javier Moreno | Opta

Leave a Reply